La "nueva normalidad" es solo otra manera de llamarle al largo y tortuoso camino que significa regresar a nuestras actividades habituales; convivir con una pandemia que estará aún por un largo tiempo con nosotros y que se verá reflejada en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida: desde los aspectos más esenciales de nuestra existencia, hasta los hábitos más arraigados.

Uno de los aspectos más obvios de nuestras vidas es que necesitamos productos esenciales para sobrevivir: frutas, verduras, legumbres, lácteos, carnes. Y si bien es cierto, la cadena que nos suministra todos esos productos nunca se interrumpió en prácticamente ninguno de los municipios de nuestra región, lo cierto es también que ese negocio en particular quedó en su totalidad en manos de los comerciantes locales. Los puestos itinerantes que recorren los tianguis de la región quedaron marginados porque significan grandes concentraciones de personas e intercambio incesante de mercancías y dinero; una combinación que al virus le encanta.

Sin embargo, la ausencia de los tianguis ha tenido un severo impacto en las carteras tanto de los comerciantes, como de los consumidores. Es innegable que, quizá por razones justificadas, quizá no, los precios que ofrecen los comerciantes locales no pueden igualar los ofrecidos por los tianguistas y tampoco pueden igualar la variedad de la oferta de productos. Así que obviamente la exigencia de su regreso cada día tiene un mayor peso.

Tepalcingo es el primer municipio de la región que experimentará con la reapertura de los tianguis. Durante una buena parte de la pandemia, ha sido el municipio que se convirtió en un foco rojo de contagios y decesos, ahora, con Axochiapan por encima y con un delicado equilibrio entre control y contagios, se enfila a la reapertura de uno más de sus sectores económicos. Estaremos atentos, Tepalcingo puede representar una lección para todos en cualquier sentido. Si sale bien, significaría que con las debidas precauciones y los controles que afirman tener, es posible que retornen otros tianguis similares; por otro lado, si sale mal y en los próximos días hay un pico en los contagios que tengan severas consecuencias, sabremos con certeza que no vale la pena apresurarse.

oriente radio

Francisco Javier Marín Amaro

Licenciado en Derecho. Columnista y locutor en Oriente Radio. Consultor jurídico en Servicios JM y Conductor del programa "La Ensalada"